El Tratado de Fontainebleau en la crisis del Antiguo Régimen.

En qué consistió el tratado de Fontainebleau (Firmado el 27 de octubre de 1807).

El fin del antiguo régimen en España estuvo precedido por una serie de sucesos que marcarían el devenir de España a lo largo del siglo XIX tanto en el ámbito político como en el económico.

En qué consistió el tratado de Fointaineblau, fue un acuerdo entre Francia y España para invadir el reino de Portugal, el cual se había aliado con Inglaterra, afectando gravemente al equilibrio de poder impuesto por Napoleón Bonaparte.

Las consecuencias de la batalla de Trafalgar

La Batalla de Trafalgar

El 21 de octubre de 1805 se producía la Batalla de Trafalgar donde las escuadras francesas y españolas se enfrentaron al poderío naval de Inglaterra; el resultado fue la victoria de Inglaterra.

A partir de ese momento, Gran Bretaña pasaba a ser la nación con la más poderosa escuadra naval, mientras que España se sumía en una profunda crisis, pues hasta entonces mantenía el primer puesto en poderío de barcos pero a partir de dicho momento le fue casi imposible mantener la Flota de Indias.

Por su parte, Francia, era derrotada en mar aunque no en tierra, por lo cual, se dispuso a realizar un bloqueo continental a Inglaterra para destrozarla económicamente.

Para comprender en qué consistió el tratado de Fointaineblau, nos debemos de situar en el año 1807 cuando Napoleón Bonaparte instaba al reino de España a firmar un tratado en el que se comprometían a atacar conjuntamente al reino de Portugal, ya que se había alineado con Inglaterra. De esa manera, para que el bloqueo europeo fuera total y absoluto, debían controlar dicha nación.

Fue por ello que el 27 de octubre de 1807, se firmó en la ciudad de Fontainebleau dicho tratado que permitía el paso de militares napoleónicos por el territorio español.

Imagen: Pinterest

El tratado de Fointaineblau

Los dos ministros que firmaron dicho documento fue, por parte de España, Manuel Godoy, el cual ostentaba el cargo de primer ministro del monarca Carlos IV y que fue representado por el consejero de Guerra, Eugenio Izquierdo. Y por el lado francés encontraremos a Gérad Duroc.

El tratado de Fontainebleau consistió en una serie de puntos satisfactorios para ambos reinos. En primer lugar, España se comprometía a dejar pasar a las tropas napoleónicas por suelo español.

Estas se dirigirían por el norte peninsular para entrar a Portugal desde el norte mientras que las tropas españolas deberían entrar desde el sur, creando una pinza que acabara rápidamente con su enemigo común.

En una segunda instancia, se produciría el reparto territorial, el cual dividía el territorio en tres partes bien definidas:

  • El norte que correspondía a las zonas comprendidas entre el río Miño y el Duero, pasarían a conformar el reino de la Lusitania Septentrional, el cual sería cedido a Carlos Luis de Parma, en compensación a los territorios perdidos en Italia.
  • El centro, quedaría como posible cambio con Gran Bretaña, que recibiría dichas tierras a cambio de Gibraltar y la isla de Trinidad.
  • El sur de Portugal, es decir, el Alentejo y el Algarve, sería entregado a Manuel Godoy y a su familia, pasando a ser denominado Principado de los Algarves.

De esa manera, las colonias pertenecientes al reino de Portugal, quedarían repartidas entre España y Francia en un tratado posterior.

Imagen: Slideplayer

Consecuencias directas del tratado de Fointaineblau

Para concluir con la lección sobre en qué consistió el tratado de Fointaineblau, debemos mencionar que, tras los abusos cometidos por las tropas napoleónicas en suelo español, la sociedad y sobre todo gran parte de la aristocracia se puso en contra de Carlos IV y de Manuel Godoy, apoyándose en el príncipe de Asturias.

De esa manera el 17 de marzo de 1808 se acontecía el Motín de Aranjuez en el que Carlos IV se vio obligado a abdicar y Manuel Godoy fue arrestado; así, subía al trono Fernando VII. Tras ello una serie de enfrentamientos entre padre e hijo acabó con una reunión con Bonaparte, que encarceló a ambos monarcas y les obligó a abdicar en su persona.

De esa manera España pasaba a ser un reino satélite napoleónico y con ello comenzaba en el reino el periodo conocido como Guerra de la Independencia.

Fuente: unprofesor.com

¡Gracias por leerme!

boton-home

Anuncios