El tratado Roca-Runciman.

Julio Argentino Roca, hijo del “conquistador” del desierto, firmó en Inglaterra el pacto Roca-Runciman.

El 27 de abril de 1933, hace 82 años, se firmó el Pacto Roca-Runciman entre Argentina y Gran Bretaña, por el que este último país se comprometió comprar carne argentina a cambio de la protección argentina a empresas británicas.

El tratado o pacto fue firmado por Roca (hijo); y el presidente del British Board of Trade, Sir Walter Runciman, encargado de negocios británico.

Como producto de la crisis financiera de 1930 Gran Bretaña -principal socio económico de Argentina durante la década del treinta- tomó medidas tendientes a proteger el mercado de carnes incipiente en la Commonwealth, es decir, sólo compraría carnes a sus ex colonias: Canadá, Australia y Sudáfrica, entre otras.

Para evitar que la política comercial inglesa afectara la balanza comercial argentina, el gobierno del presidente Agustín Pedro Justo suscribió este pacto, que el Senado luego ratificó mediante le ley 11.693.

El pacto contenía dos cláusulas secretas, ya que su conocimiento público acarrearía fuertes críticas y daría pasto a los opositores. Estas cláusulas eran:

1. Se crea el Banco Central en la Argentina con gran predominancia de funcionarios y capitales británicos.

2. Se fijan las bases para la creación de la Corporación de Transporte, que le terminaría por dar a Gran Bretaña el monopolio absoluto de los medios de transporte argentinos. La misma se crea en 1936 en el Pacto Eden-Malbrán, firmado luego de que el Pacto Roca-Runciman caducó y con características muy similares.

Al denunciar el carácter entreguista del pacto, el senador demócrata progresista Lisandro de la Torre (Santa Fe) denunció en la cámara: “el gobierno inglés le dice al gobierno argentino ‘no le permito que fomente la organización de compañías que le hagan competencia a los frigoríficos extranjeros’.

En esas condiciones no podría decirse que la Argentina se haya convertido en un dominio británico, porque Inglaterra no se toma la libertad de imponer a los dominios británicos semejantes humillaciones.

Los dominios británicos tiene cada uno su cuota de importación de carnes y la administran ellos. La Argentina es la que no podrá administrar su cuota. No sé si después de esto podremos seguir diciendo: ‘al gran pueblo argentino salud’”.

Fuente: aimdigital.com

¡Gracias por leerme!

boton-home

Anuncios